31 mar. 2014

Moseh ben Yeudá (Aquelarre)

Año 1200.

Nací y crecí en la pequeña aljama de Benasque (en el condado de Ribagorza), y era hijo de esos hombres de talit constante. Mi padre, el rabino de la pequeña comunidad hebrea, tenía tres hijos, y yo era el mayor de ellos. Fue por ello que, como tradición y al ser el primogénito, tomara muy en serio las enseñanzas de la Torah y el Talmud. Y tanto llegó la insistencia de mi padre en que las asimilara los textos sagrados que desde pequeño pude evitar el trabajo y así poder acudir a la escuela mayor de disciplinas por la mañana, y a la madrasa por la tarde, para profundizar en la Ley hebrea y las enseñanzas de Jehová.

A la edad de diez conocía a los clásicos griegos y sus enseñanzas, tenía algunos conocimientos matemáticos y los entresijos de lo que llamaban Alquimia los atesoraba todo lo que podía. Ya a los 12 reflexionaba sobre el nombre de Dios, el Kéter, los caminos de las Séfiras y conocía a la perfección las tradiciones mágicas de los hebreos, ya fueran de la Torah o la Misnah y sus leyes orales. Con todo ello y al nacer mis hermanos, yo mismo les enseñaba como mi padre la palabra de Jehová. Y tanto llegó mi entusiasmo por el saber y la teología que a los dieciséis mi propio padre me designó como cohen para auxiliarle en las liturgias de la sinagoga. Así estuve durante unos años con éste cargo, entrando a los veinte a formar parte de los maestros de la escuela mayor de la judería de Benasque.
Lo cierto es que con lo que estaba ocurriendo en otras juderías de la península, como en el caso de la de Palencia, en Castilla (estaban siendo reducidas casi a la nada, oprimiendo a sus habitantes o convirtiéndolos en esclavos), la pequeña aljama de Benasque ofrecía cierta consistencia. Mas en contraste, es a partir de entonces cuando comenzaron a ocurrir cambios en mi vida: mi padre, el rabino de Benasque, murió de vejez, y en fiero litigio estuve inmerso cuando un hermano suyo de Siraqusta vino a ocupar su puesto de rabino en la comunidad. Por preparación y pleno derecho, tanto filial como litúrgico, tendría que haber ocupado yo el cargo, no siendo así debido incluso al apoyo familiar al hermano del padre. La comunidad hebrea no veía bien mi lucha contra el tío paterno, e incluso se cernió sobre mí el destierro temporal (la Sharnatah), por lo que marché de Benasque hacia el este. En cuestión de un mes podría volver con los míos, pero decidí emprender conocimiento más profundo de las doctrinas de Jehová y el Árbol de la Vida, aunque eso suponiera dejar atrás mi lugar de residencia y mis raíces, poniendo rumbo a los condados catalanes, para quizá dirigirme de alguna u otra forma a la tierra hebrea atravesando el Mediterráneo).

No ha mucho había oído hablar a mi padre antes de que muriese acerca del Zohar. Mis disciplina y mis creencias siempre fueron rectas, y lo poco que sabía acerca de la alquimia, la brujerías cristianas y las tradiciones mágicas hebreas no eran sino de oídas y de textos fantasiosos (todo digno de ser quemado y olvidado). Y es que antes de salir desterrado tomé una única posesión: una pequeña caja de cuero de mi padre para las ceremonias. Él las utilizaba para la liturgias en la sinagoga, pero siempre me decía que "el mayor de los secretos se encuentra escondido en los más pequeños lugares", y que esa caja, el día que él faltase, habría de permanecer en mi manos. Sin darle importancia y a modo de recuerdo fue por ello que la tomé. Mas mi sorpresa, días después (ya camino de Barcelona), fue leer el pergamino que encontraba: ni más ni menos que un trozo de página del manuscrito de Zohar original delrabino Schimeón, centurias atrás... Aquel pergamino no era sino la punta de las enseñanzas de la Cábala, el verdadero conocimiento hebraico...

Anduve una temporada en la ciudad, tomando contacto con la aljama y sus habitantes. Había un viejo curtidor de pieles al que pregunté acerca del manuscrito, pues estaba impreso en una hoja bastante resistente. Me indicó que había un viejo, el antiguo juez de la judería, ya casi ciego, que quizá sabría más de lo que le mostraba. Y no hubo pérdida. Sin duda alguna que cuando le leí los pequeños fragmentos que el fragmento de pergamino poseía, sus ojos blanquecinos se abrieron, y reconoció el texto enseguida. Dijo que aquellas eran las enseñanzas de Schimeón ben Jochai, escritas justamente diez siglos antes. Pero ¿cómo sabía aquello aquel viejo? Su nombre era Aarón ben David, y me confió en secrto que una vez estudió y experimentó los secretos de la Cabala judía.

Sin duda, un hombre como yo, de ideas religiosas rectas y no más allá del Tanaj, la Torá o el Talmud, no podía creer que existieran hombres que hablaran tan a la ligera de la Cábala como aquel conjunto de prácticas y conocimientos no revelados por Jehová; para mí, aquellos defensores no eran sino fanáticos heréticos, alejados de la tutela de Dios Padre. Mas entonces, siendo yo todo incrédulo, contemplé el verdadero poder de la Cábala: aquel hombre albergaba gran conocimiento y poderes en su interior. Me enseñó una pequeña biblioteca y me confió algunos secretos que conocía (que incluso probó delante de los mis ojos). Fue en esa época, a mis veintiseis años de edad, cuando mi concepción de la teología cambió. Supe que las Séfiras no eran sólamente veintidós, que no sólo el Kéter albergaba a Dios en su interior, que los fundamentos mágicos de la Cábala procedían del mismísimo Jehová y su legado de arcángeles, y que el quinto mundo existía en forma de fragmentos y criaturas terribles; y cuanto más sabía y aprendía del Aarón, más quería aprender.
Mas llegó un momento que, habiéndome quedado a vivir con él para cuidarle y aprender a cambio los caminos ocultos de Dios, me confesó que nada más sabía, que todo su conocimiento habíamelo transmitido. Sin embargo, aún no quedando satisfecho, no le creí, y le supliqué que me revelara todo lo que él había aprendido en sus años de experiencia (pues él fue una vez cabalista). Lo único que me aportó finalmente fue el origen del pergamino que le había traído: Arabia. Me contó qué, para ser un buen cabalista, habría de buscar el verdadero conocimiento muy lejos de allí, en una región sur de Arabia, en el antiguo reino de Saba. Me contó que había una ciudad de nombre Sahaná, y que allí la influencia del rey Salomón fue tremenda, por lo que se convirtió en secreto en un nido de seguidores de la Cábala hebrea.

Lo cierto es que llegué hasta allí. 

Tres años tardé en alcanzar la ciudad y siete estuve adquiriendo la sabiduría oculta de la Cábala.

De lo que pasó hasta entonces queda sólo para mí; tan sólo cabe mencionar mi viaje por el mar: Balearicus, Trinacria, Benghazi, Alejandría, la Mecca, Sahaná... En aquella ciudad final aprendí más de lo que pudiera haber imaginado, pues tan sólo pisar sus calles era motivo de comprensión y reflexión. Vi cosas inimginables y experimenté poderes que cualesquier otro hombre temería tan sólo al escuchar su nombre... A la edad de treinta y seis decidí, ya bien entrado en años, regresar y formar una familia, pues, a pesar de la edad, conocer los secretos de la Cábala necesitan un camino recto y unos requisitos inexpugnables. Y... ¿qué mejor sitio que la tierra donde nací?

Y otros tres años anduve por los caminos hacia Sefarad: por agua y por tierra. Y la aljama de Benasque habíase convertido en un lugar oprimido, como el resto de aljamas castellanas y aragonesas. Y ya no era lo mismo. Esposa e hijos tengo ahora, y algún día le dejaré a mi primogénito el fragmente de Zohar de mi padre, el viejo rabino que me enseñó a amar las ocultas proezas inimaginables de Jehová que logré descifrar por mí mismo.


1 Reino y Pueblo: Corona de Aragón - Pueblo Judío (Ladino 100%, Hebreo 60% y Castellano 80 %.
2 Posición Social: Burgués
3 Profesión: Cabalista práctico (sefirótico)
4 Profesión Paterna: Escriba
5 Situación Familiar: Casado y con tres hijos (condiciones necesarias para el cabalista)
6 Características Primarias:
-FUE: 5
-AGI: 10
-HAB: 10
-RES: 15
-PER: 20
-COM: 20
-CUL: 20

7 Características Secundarias:
-Suerte: 60   Templanza: 50+10%: 60%
-RAC/IRR: 25/75 --> por Orgullo: 15/85
-Puntos de Vida: 15/15
-Aspecto: 13 (Normal)
-Edad: 40
-Altura y Peso: 1,77 varas|146 libras

8 Competencias:
-Primarias: Cábala (CUL)60+15: 75%, Conoc.Mágico (CUL) 60, Idioma: Hebreo (CUL) 60, Leer/Escribir (CUL) 60+25: 85%
-Secundarias: Alquimia (CUL)  20+20+20: 60%, Descubrir (PER): 20+40: 60% , Elocuencia (COM) 20+50: 70%, Enseñar (COM), Idioma: árabe (CUL): 20+10: 30%, Memoria (PER)20+30: 50%, Empatía (PER)20+25: 60%, Teología hebrea (CUL): 20+40: 60%
-Paternas: Leer y Escribir: 25%

9 Dinero Inicial: 1500 x5 (+ 4500 de Evento): 12000 maravedíes
10 Hechizos y Rituales de fe: 3 hechizos sefiróticos:
-Invocar el Maná (Nivel 4)
-Invocación de Elementales Cabalísticos (Nivel 5)
-Destierro Menor del Pentáculo (Nivel 5)

11 Orgullos y Vergüenzas:
Orgullos: VAlentía (2) y Creencias Firmes (2)
Vergüenzas: Vejez (4)
12 Retoques finales:
-Nombre: Moshe ben Yehudá
-Historia: En breve
-Foto/Avatar: hecho
-Breve descripción

 ____________________________________________________
Doy cuenta aquí del reparto de puntos:
Reparto de los 100 puntos iniciales:
-Teología hebrea: +40%
-Alquimia: +20%
-Descubrir: +40%

Reparto de los 25 paternos:
-Leer y Escribir: +25%

Orgullos:
-Valentía (2p): Cada punto da un +5% en Templanza; es decir +10% en templanza.
-Creencias Firmes (2p): +5% en RR o IRR por cada punto de coste; es decir +10 en IRRacionalidad
Verguenzas:
-Vejez (4p) (para llegar a los 40): +140 puntos a añadir (+10 por cada año a partir de 26; de 26 a 40 años van 14 de diferencia --> 140 puntos). Esos 140 puntos te los detallo a continuación:

--Alquimia: +20%,  Elocuencia +50%, Memoria +30%, Empatía +25%, Cábala +15%

  • Debido a la vejez, hago las tiradas de eventos obligatoria. La diferencia de edad es de 16 (40 elegida menos 26 estándar, con lo que hago 16 tiradas):
2: Riquezas: 1d10x500 maravedíes extras.
56: "Tranquilidad absoluta"
47: "Tranquilidad absoluta"
66: "Tranquilidad absoluta"
50: "Tranquilidad absoluta"
87: Enemistad (archienemigo)
21: Golpe de Fortuna: ingresos mensuales x2
11: Maestro: Conozco un Maestro disponible.
62:  "Tranquilidad absoluta"
89: Gran Enemistad (superarchienemigo)
75: Nube de Infortunio: ingresos mensuales entre 2
37:  "Tranquilidad absoluta"
71: Nube de Infoturnio: ingresos mensuales entre 2
60:  "Tranquilidad absoluta"
22: Golpe de Fortuna: ingresos mensuales x2
14: Tiempo libre: +10 AP a una Competencia.

--Nota: las dos "Nubes de infortunios" se contrarrestaría con las dos "Golpe de Fortuna" (negándose las 4 entre sí)
--Nota 2: El evento de "Tiempo libre" (+10%) lo gasto en Idioma: Árabe, pasando a tener un 30%

__________________________________________________________

Total: 12000 maravedíes iniciales. La compra es:
-Bordón 3 Palo de madera de entre 1,7 y 2 varas, utilizado por los caminantes para ayudarse en la marcha.
-Chilaba hebrea elegante 576 Chilaba con capucha de tela de calidad. Es obligatoria para judíos.
-Gambesón (bajo la chilaba) 288 Túnica de cuero curtido o tela rellena de retales o pelo de caballo.
-Bolsillo 2 Bolsa pequeña de cuero que se lleva colgada al cinto, indicada para guardar monedas.
-Capa de Paño Pardo 60 Capa de abrigo que se puede llevar sobre la ropa.
-Capirote de vestir 12 Especie de capuchón rematado en punta que puede llevar una cola llamada manga.
-Manta 36 Paño grueso de lana, para resguardarse del frío.
-Talit 24 Chal con flecos utilizado en los servicios religiosos judíos, normalmente cubriendo la cabeza.
-Zapatos Doblados 15 Calzado hecho a medida por un zapatero en cuero trabajado.
-Zurrón 30 Fabricado con lana y cuero.

-Raciones de Viaje 15 Incluye cecina, queso, pescado en salazón y pan de higo. Dura 1 semana y permite comer 1 semana.
-Antorchas 3 Tres antorchas con una duración de dos horas (cada una).
-Cálamo 2 dineros Caña hueca con la punta cortada oblicuamente usada para escribir. A veces se usan plumas de ave.
-Cuerda 20 Diez varas de cuerda de cáñamo. Muy voluminosa.
-Espejo 13 Objeto de lujo. Espejo de mano de metal bruñido o azogado (de vidrio sobre lámina metálica).
-Estera 24 Pequeña alfombra de esparto para cubrir el suelo o para dormir.
-Libro en Blanco 3 Una serie de cuartillas cosidas y en blanco para poder tomar notas, dibujar o llevar las cuentas.
-Pergaminos 6 Una resma (unos 500 folios) de pergamino
-Tanaj Hebreo Guarnecido 3.600 Se trata de un libro sagrado judío iluminado con figuras y adornado con oro y plata.
-Navaja de Barbero 3 Cuchillo con pequeña hoja plegable usada por barberos para afeitar o motilar (cortar el pelo).
-Menorah 18 Candelabro judío de nueve brazos.
-Odre 10 Cuero de cabra que puede contener hasta un azumbre de líquido.
-Tenazas 6 Herramienta utilizada para sujetar, arrancar o cortar otros objetos.
-Yesquero 6 Juego de eslabón (normalmente en forma de anillo) y pedernal.


Montura:
-Caballo de Monta 3.000 Caballo ligero que se utiliza exclusivamente para ser montado.
-Alforjas 7 Alforjas de cuero para una silla de montar.
-Apajero de Lujo 720 También lleva una silla, un bocado y bridas, pero de mejor calidad, con la silla repujada en cuero.
-Espuelas 10 El par de espuelas.
-Gualdrapa 72 Cobertor de lana para las ancas y el lomo del caballo, protegiendo al jinete del pelo y el sudor.
-Herraduras 6 Cuatro herraduras para una montura.
-Avena para caballo 3 Ración para un solo animal. x5


TOTAL GASTADO: 8603 y 2 dineros Total Restante: 3396 y 8 dineros

No hay comentarios:

Publicar un comentario