7 ene. 2013

Phar-al-Groth (III de V)

EL PODER DE LAS COFRADIAS

Como ya he dicho, desde los tiempos inmemoriales (Primera o Segunda Unión) se han creado diferentes confesiones acerca de la concepción de Phar, conocidas como las “Congregaciones”, tales a modo de cofradías o comunidades con las mismas creencias. Distintos nombres, distintas explicaciones, aunque todas coinciden en que en ese punto está la respuesta al origen de la vida. Y ésta pluralidad de creencias y congregaciones se dan en las tres galaxias, por supuesto.

Centrándonos en Pharmaren, mi hogar natural, podría describirte en profundidad las Cofradías existentes, pues tan sólo conviven dos, aunque lo haré brevemente por ser tarde: la Cofradía de “La Partícula de Éberon”, cuyo fundamento se basa en que Phar es un punto de densidad cero donde hay una partícula carente de masa, el Éberon, capaz de albergar condiciones de vida ilimitada. Es decir, algo así como si “dios fuera un proceso natural y determinista y no un ser inteligente y superior”, y por otro lado la Cofradía del Abedul, confesión más extendida en los tres sistemas solares de la Galaxia, la cual tiene por fundamento principal que Phar es un ente y no una partícula o proceso natural, inteligente o bondadoso, al cual es imposible acceder en vida (la concepción de un “Más Allá” en la Cofradía del Abedul está vigente). Cabe destacar la pluralidad de razas y etnias inscritas en ésta confesión al ser la más extendida de la Galaxia.

Centrándonos más en ésta última, de la cual, por cierto, te adelanto que soy miembro, posee la siguiente estructura:

Confesores: es la base de la estructura del Abedul, (“las Raíces” les llaman también), y está formado por científicos matemáticos, los Tagores, encargados de revisar cualquier teoría científica, física y lógica, acerca de la demostración de que la partícula Phar exista (al menos como elemento teórico de cálculo), contrario a los ideales de creencia Abedul.

Impertores: representantes y declarantes de la fe propuesta por la Cofradía del Abedul. Son los encargados de explorar los numerosos planetas que forman los sistemas solares, llevando la creencia de Phar como ser supremo y creador de vida.

Bellatores: es el brazo armado de la Cofradía. Son grupos de élite guerrera, que a su vez tienen una estructura militar muy definida y compleja (quizá algún día llegue a explicarla), cuya función consiste en la defensa de templos del Abedul o la protección de los Impertores en sus exploraciones espaciales.

Impertores y Bellatores se consideran “el Tronco”, llamados así por su escalafón intermedio)

Benecures: es un consejo distinguido de sabios, llamado en conjunto “La Hoja del Abedul”, los cuáles son los teóricos de la Cofradía, representantes de las mismas en cumbres intercoframentales o generales en épocas de guerra con algún elemento hostil u otras Cofradías.

Cabe decir que en nuestra galaxia Plinium, y en especial en Pharmaren, existen unos extraños seres adscritos a la Cofradía del Abedul, los llamados “Humanos”. Son seres con una debilidad vital extremadamente elevada (su vida apenas sobrepasa los cien años), aunque son realmente profundos en cuanto la creencia, y su fe parece inquebrantable, siendo muy considerados en ésta cofradía. El que aquí os habla es un Bellator, y mucho he tenido que viajar como protector personal de un Impertor en los largos viajes que demandaba.


LA RELACION CON EL IMPERIO

Hacía poco, la Galaxia apenas había tenido necesidad de contactar con el exterior; la inmensidad de sus travesías y la enorme cantidad de planetas había hecho un espacio autosuficiente para nuestras propias políticas, tratos, economía y relaciones entre seres, habitantes y cofradías. Sin embargo, tras el comienzo de la Tercera Unión, una fuerza espacial externa conocida como el Imperio tomó contacto con la Galaxia y muchas congregaciones y políticos planetarios acordaron dar cabida a la inmesidad del Imperio.

Pese a que éste no influye demasiado en nuestros sistemas solares, de sobra es conocido el comercio entre ambos. No obstante, la jurisdicción Imperial se está confinando en la Galaxia, pues numerosos planetas han jurado lealtad a este régimen debido a la similitud política y gubernamental compartida (a cambio, por supuesto, de la intervención del Imperio en sus planetas de modo económico). En este sentido, las cofradías, al menos la del Abedul, ha intercambiado información y servicios para intereses de ambos. Por ejemplo, numerosos Bellatores han peleado al lado del Imperio para sofocar alguna rebelión en su contra, así como el miembros imperiales han ayudado a esta cofradía a exterminar de raíz algunas sectas potencialmente amenazadoras para ellas. El interés está servido...

No hay comentarios:

Publicar un comentario